Uso de órganos y tejidos fetales en trasplantes fetales.

Garcia Fernandez  ( 2009)  dice ¨El trasplante de órganos y tejidos fetales es un tema que presenta muchas implicaciones éticas y jurídicas.

Los trasplantes de tejidos fetales se empezaron a practicar en los años ochenta para tratar enfermedades como Parkinson, Alzheimer, leucemia y diabetes.

También se realizaron trasplantes en niños de órganos queprovenían de fetos.

Las ventajas clínicas de este tipo de trasplantes son: los tejidos y órganos fetales crecen rápidamente, se adaptan con facilidad, casi no provocan reacciones de rechazo y, en el caso de trasplantes a niños, los órganos provenientes de fetos tienen las dimensiones anatómicas apropiadas. Los tejidos y órganos se pueden adquirir de embriones fecundados in vitro, de abortos voluntarios, de fetos vivos in útero y de donadores anencefálicos.

Por ello, continúa diciendo García Fernandez, existen problemas éticos en cuanto a estos modos de adquisición y empleo de órganos y tejidos fetales y es importante su regulación jurídica. 1. Lo que se debe observar en primera instancia es el bien del embrión o feto y el respeto a su dignidad. 2. No se deben llevar a cabo fecundaciones asistidas para la “producción” de embriones con fines de trasplantes. 3. Nunca deberá llevarse a cabo un aborto con el fin de obtener tejidos u órganos fetales. 4. Se podría justificar intervenir un feto in útero sólo si el embarazo no fue buscado con el fin principal de conseguir tejidos u órganos para salvar la vida de otra persona y si la intervención no causa ningún daño tanto al feto como a la madre, teniendo en cuenta que sólo se podrán extraer tejidos o células, pero nunca órganos aunque sean pares. 5. No se puede aceptar programar el parto de un niño anencefálico en función del trasplante de órganos que se deba hacer a otro niño. En todo caso, se deberá esperar el parto natural y su inminente muerte para poder llevar a cabo un trasplante.

Arribalzaga, (2001) en su artículo sobre el uso de anencéfalos  como donantes de órganos dice: El objetivo de este estudio es plantear y delucidar el hipotético uso de anencéfalos como donantes de órganos, principalmente para enfermos pediátricos. Analiza este tipo especial de trasplantes orgánicos a partir de donantes anencefálicos tomando a consideración algunas cuestiones técnicas y ético-morales. Concluyéndose que fuera de toda discusión se encuentra la utilidad terapéutica de los trasplantes de órganos, por ser una alternativa real y cierta de curación (en algunos casos) y prolongación de la vida en varias enfermedades benignas. Se podría cuestionar si en ciertas circunstancias pudiera ser calificada una extraordinaria indicación de tratamiento, si bien no es desproporcionada, porque tiende al bien del enfermo, cuya única posibilidad de vida la da este complejo procedimiento. Pero cuando el donante, el feto anencefálico, es un ser humano con especiales cualidades vitales -como ser su incapacidad para decidir por sí mismo si acepta donar- o la imposibilidad de certificar su muerte cerebral, se hace necesario el cuidado y respeto para evitar utilizarlo como un medio de salvar vidas a terceros, ya que el trasplante de órganos no es un intercambio de piezas en una línea de montaje industrial, sino que es un método que permite una medicina científica aplicada a la tecnología.